Scroll to bottom to navigate to different departments

Prayer is not about us

We met last time Father Francisco de Osuna, that Master of Recollection.  The very way we pray is one reason why he is not “our” Master. 
Truth to tell, most of us do not know our Spiritual Tradition very well.  We do not really know the Prayer of Adoration.   We do not really know the Prayer of pure Praise.  We do not really know the Prayer of Thanksgiving.  The only thing we really know is the Prayer of Petition, and that but poorly. 
That last one is good and necessary, for we are indeed creatures with large needs.  But when we let it become the sum and substance of our prayer, when we let it become all of our prayer, then we miss the main thing about Prayer. 
Prayer is the lifting up of mind and heart to God.  To God.  It is about Him, first.  It is not about us: not about the endless swamp of our needs.  He does not want us to catalogue meticulously all our problems and needs each passing day.  He does not want us to negotiate with him about these things.  He does not want us to bargain with him: if you do this for me, I’ll do that for you.  He is God, after all, he already knows all these things, and then some. 
He wants us to pay attention to Him, what he has told us about himself (in the Readings of the Mass, and in the circumstances of our day), and what he wants to tell us about ourselves (the reason he made us, the obstacles he is helping us overcome, the marvels he has in store for us).
Because we insist on making prayer about ourselves, we open ourselves to all the thousand distractions of the day, we invite in all the scattering forces around us.  When we open the door to all this, we close the door to Recollection. 
Prayer is about Him.  Prayer is not about us … and us, and us, and us ….

La Oración no es acerca de nosotros

Conocimos la última vez a el Padre Francisco de Osuna, un Maestro del Recuerdo.  La forma en la que oramos es la razón por la cual él no es “nuestro” Maestro.  
La verdad es que, la mayoría de nosotros no conocemos a nuestra Tradición Espiritual muy bien.  En realidad no conocemos la Oración de Adoración.  No conocemos la Oración de pura Alabanza.  No conocemos la Oración de Dar Gracias.  Lo único que si conocemos es la Oración de Petición, y todavía está muy pobremente.  
La última de estas es buena y necesaria, porque en verdad somos creaturas con necesidades muy grandes.  Pero cuando dejamos que se convierta en la suma total y substancia de nuestra oración, cuando dejamos que se convierta por completo en toda nuestra oración, entonces nos perdemos de la cosa principal acerca de la Oración.  
La Oración es el levantar nuestras mentes y corazones hacia Dios.  Hacia Dios.  Se trata de Él, primero.  No se trata de nosotros: no se trata del pantano sin fin de nuestras necesidades.  Él no quiere que cataloguemos meticulosamente todos nuestros problemas y necesidades cada día que pasa.  Él no quiere que negociemos con él acerca de estas cosas.  Él no quiere que lleguemos a un trato con el: si haces esto por mí, yo voy a hacer esto por ti.  Él es Dios, después de todo, él ya sabe todas estas cosas, y todavía aún más.
Él quiere que le pongamos atención, a lo que nos ha dicho acerca de él (en las lecturas de la Misa, y en las circunstancias de nuestro día), y a lo que quiere decirnos acerca de nosotros (la razón por la cual nos creó, los obstáculos que nos está ayudando a vencer, y las maravillas que tiene para nosotros).
Al insistir en convertir la oración en algo acerca de nosotros, nos exponemos a las miles de distracciones del día, invitamos a todas las fuerzas desparramadas alrededor de nosotros.  Cuando abrimos la puerta a todo esto, le cerramos la puerta al Recuerdo.  
La Oración es acerca de Él.  La Oración no es acerca de nosotros… y nosotros, y nosotros, y nosotros…

Francisco de Osuna

Francisco de Osuna (+1540) was a Franciscan monk much loved in his day, and he did one extraordinary thing: he taught St. Teresa of Avila how to pray. 
He did so by writing a book called the Tercer Abecedario.  This Third Spiritual Alphabet was a kind of handbook for seekers after God.  Her own uncle guided her to the book, and the Lord used it to make her the woman he wanted her to be. 
Her copy of the book is still preserved in the Convent of Avila.  Its pages show the signs of age and of much study.  Passages are underlined, and in the margins some of Teresa’s characteristic marks can be found, a cross here, a heart there, a pointing hand in another place.
The book is about Recogimiento: it is about Recollection.  Osuna took it for granted that that life, and especially sin -- that these always scatter.  We are always a bundle of competing, conflicting desires that threaten to tear us apart.  He urged his readers to collect the forces of their own souls, and to concentrate them into a single focus. 
Recollection is the drawing of a scattered person together in focus upon God.  But it is not principally for the sake of silence, or for the sake of internal order.  Rather, it is for the sake of pointing the person beyond himself.  For Osuna, Recollection was Prayer, to the God who made us, to the God who redeemed us, to the God who is beyond us.   
Silence is not just an empty space to be filled.  It is itself filled with meaning for the one who has ears to hear.  You draw yourself toward silence by collecting yourself (your faculties, your attentions, you intentions), but it is Silence itself, with its own Word beyond all human significance, that does the actual drawing. 
Silence has meaning because in Silence there is a meeting.

Francisco de Osuna

Francisco de Osuna (+1540) era un monje franciscano muy querido en su día y el hizo una cosa extraordinaria: enseño a Santa Teresa de Ávila a orar.
Lo hizo por medio de su escritura de un libro llamado el Tercer Abecedario. Este Tercer Abecedario era como un manual para buscadores de Dios. Su propio Tío la guio al libro y el Señor lo usó para hacerla la mujer que él quiso que ella fuera.
Su copia del libro aún se conserva en el convento de Ávila. Sus páginas muestran marcas de edad y de mucho estudio. Pasajes están subrayados y en los márgenes de algunas de las marcas características de Teresa se pueden ver, una cruz aquí, un corazón, una mano señalando en otro lugar.
El libro es sobre el Recogimiento: se trata de recolección. Osuna lo dio por sentado que la vida, y el pecado en especial, que éstos siempre se dispersan. Siempre somos un bulto de competición, deseos contrarios que amenazan con desgarrarnos. Les urgió a sus lectores a juntar las fuerzas de sus propias almas y para concentrarlos en un solo centro de atención.
La Recolección es el dibujo de una persona dispersada junta la atención a Dios. Pero no es principalmente por el silencio, o por el orden interno. Más bien, es por el bien de la persona que va más allá de sí mismo. Para Osuna, la Recolección era la oración, al Dios que nos hizo, con el Dios que nos ha redimido, al Dios que es más allá de nosotros.
El silencio no es sólo un espacio vacío que se llena. Esta lleno del sentido para el que tiene oídos para oír.  Te atrae hacia el silencio juntándose (tus facultades, tus atenciones, tus intenciones), pero es el propio Silencio, con su propia Palabra más allá de todo el significado humano, que hace el dibujo actual.
El Silencio tiene significado porque en el silencio hay una reunión.

The God of Variety

How about a little “angelic entertainment” this week?  That’s what a modern writer called the incredible variety among the angels. 
There are many names for the angels in the Bible, as you know, and in the early 6th century a wondrously inventive man worked with those names to give us a view that fascinates still.  The society or communion of angels is divided into three Hierarchies, he wrote, and each of these into three Choirs or orders of angels.
From the top down, in the first tier, there were the Seraphim, the Cherubim, and the Thrones.  In the second tier, there were the Dominions, the Virtues, and the Powers.  In the third tier, were the Principalities, the Archangels, and the Angels. 
All are Angels, that’s their family name.  All are purely spiritual creatures, minds-without-bodies.  All see the God who made them.  But they see him in different ways.  Some see more, others see less.  This seeing of theirs determines where they are placed.
From the bottom up, the third tier is bent on carrying out God’s plan for the created world (Angels, Archangels, Principalities): they work with the particular creatures and the particular causes to make sure that God’s will is done.  The second tier is bent on carrying out God’s plan for the created world as a whole (Powers, Virtues, Dominions): they work with the most universal causes, the means of ordering all creation.  The third tier is bent on the God behind all these particular and universal causes (Thrones, Cherubim, Seraphim): they are bent on nothing, they are simply lost in wonder at seeing God as he is in himself. 
There is variety in God’s creation.  You and I see this on all sides in the visible world.  Why wouldn’t the God of Variety make it the same in the invisible world?

Dios de la Variedad

¿Qué les parece un pequeño “entretenimiento angelical”?  Esto es lo que un escritor moderno llamó a la increible variedad de  ángeles.
Hay muchos nomres de ángeles en la Biblia, como ustdes saben, y a principios del siglo Sexto, un hombre maravilloso inventor, trabajó con aquellos nombres para darnos un vistazo que aún fascina. La sociedad o comunión de ángeles está dividada en tres Jerarquias, el escribió, y cada una de estas en tres Coros u órdenes de ángeles.  De arriba hacia abajo,en la primera hilera, estaban los Serafínes, los Querubines, y los Tronos. En la segunda hilera, estaban los Dominios, las Virtudes y los Poderes. En la tercera hilera, estaban las Principalidades, los Arcángeles, y los Angeles.
Todos son Angeles, ese es su apellido.  Todas son puras criaturas espirituales, mentes-sin cuerpos. Todos ven al Dios quien los creó. Pero ellos lo ven en diferentes maneras. Algunos ven más, otros ven menos. Esta vista de ellos, determina a donde los situaron.  
De abajo hacia arriba, la tercera hilera está inclinada en llevar el plan de Dios para el mundo creado (Angeles, Arcángeles, Principados): ellos trabajan con criaturas y causas particulaes para asegurarse que la voluntad de Dios se cumpla.  La segunda hilera  está inclinada a llevar el plan de Dios para el mundo creado en su plenitud (Poderes, Virtudes. Dominios): ellos trabajan con las causas más universales, los significados de ordenación de toda la creación. La tercera hilera se,inclina en Dios detrás de todas estas causas particulares y universales (Tronos, Querubines,Serafines): ellos están inclinados en la nada, ellos están simplemente perdidos pensando ver a Dios tal como Él es.
Hay una variedad en la creación de Dios. Ustedes y yo lo vemos en todos los lados en el mundo visible. ¿Por qué el Dios de la Variedad  no haría lo mismo en el mundo invisible?

'In this way, the world seduces us'

We began thinking about the “World” last time.  Our Spiritual Tradition defined this as the women and men opposed to Jesus Christ, and it described how they affect us, drawing us away from the path of Christ.  Their preferred way is to seduce us. 
They do this by proposing their view of the world and all that is in it as a replacement for the Christian view.  Their assumptions replace the assumptions of the Gospel.  Their maxims replace the maxims of the Gospel.  A Canadian philosopher described it well several years ago.
They assume that the Will is absolute.  They place Will before Reason, thus inverting the natural order.  This means that they approve making choices that do not square with reason.  This is behind the “pro-choice” movement.  This has a strong appeal for those who cannot defend their choices on the basis of reason.  This also sabotages reasoned debate. 
They assume that Pleasure is paramount.  They put pleasure ahead of the person, thus turning him into a mere object.  She thus becomes a mere tool for the pleasure of someone else.  Consequently, love, marriage, the building up of society, all these are compromised in the process, because all these require the ability to postpone pleasure. Pleasure has its place, but it cannot come before the dignity of the human person.
They assume that Society is perfectible.  Through rigorous political structuring, “imperfect women and men” can build a “perfect” society.  To have this ideal society, we will have to suppress any trace of individuality.  Dissent, debate, and discussion will have to be outlawed.  We have had sharp examples of this in the totalitarian governments of our time.  We see strong traces of this in our own day. 
They assume that Suffering is Unbearable.  And they have thus had a major influence on the legalization of euthanasia.  But this is incompatible with the effort to improve care, to instill courage, and to awaken hope.  They are the apostles of the easy road, which is for them the cessation of all pain, difficulty, and discomfort, ending in a death they themselves control.  They utterly despise Christianity, a religion that finds meaning in suffering. 
These ideas have become part of the common sense of the world.  Everyone knows them.  Everyone accepts them.  Everyone acts on them.  Everyone dismisses those who think otherwise.  In this way, the world seduces us.  

'De esta manera, el mundo nos seduce'

Empezamos a pensar en el “Mundo” la última vez. Nuestra Tradición Espiritual define esto como las mujeres y los hombres en contra de Jesucristo y como describió como nos afecta, alejándonos de nuestro camino de Jesucristo. Su método preferido es de seducirnos.
Hacen esto al proponer su visión del mundo y todo lo que está en el como un reemplazo para el punto de vista Cristiano. Sus supuestos sustituyen las asunciones del Evangelio. Sus máximas sustituyen las máximas del Evangelio. Un filósofo canadiense lo describió bien hace varios años.
Suponen que la Voluntad es absoluta. Ponen la voluntad antes de la Razón, invirtiendo así el orden natural. Esto significa que aprueban las opciones que no están de acuerdo con la razón. Esto está detrás del movimiento “pro-elección”. Esto tiene un llamamiento fuerte a los que no pueden defender sus opciones en la base de la razón. Esto también sabotea debate razonado.
Suponen que el placer es primordial. Ponen el placer delante de la persona, convirtiéndolo en un mero objeto. Ella entonces se convierte en un mero instrumento para el placer de alguien más. Por consiguiente el amor, matrimonio, la edificación de la sociedad, todos estos requieren la capacidad de aplazar el placer. El placer tiene su lugar, pero no puede venir antes de la dignidad de la persona humana.
Suponen que la Sociedad es perfectible. A través de la estructuración política rigurosa, “hombres y mujeres imperfectos” pueden crear una sociedad “perfecta”. Para tener esta sociedad ideal, tendremos que suprimir cualquier rastro de la individualidad. Disidencia, debate y discusión debe prohibirse. Hemos tenido fuertes ejemplos de esto en los gobiernos totalitarios de nuestro tiempo. Vemos una fuerte rastros de esto en nuestros días.
Suponen que el Sufrimiento es Insoportable. Y han tenido así una influencia principal en la legalización de eutanasia. Pero esto es incompatible con el esfuerzo de mejorar el cuidado, para infundir ánimo y despertar la esperanza. Son los apóstoles del camino fácil, que es para ellos el cese de todo el dolor, dificultad e incomodidad, que termina en una muerte que ellos mismos controlan. Completamente desprecian el Cristianismo, una religión que encuentra el sentido en el sufrimiento.
Estas ideas se han hecho parte del sentido común del mundo. Cada uno lo sabe. Cada uno los acepta. Cada uno los afecta. Cada uno despide a aquellos que piensan de otra manera. De esta manera, el mundo nos seduce.


The Flesh, the World, and the Devil

From her earliest days, our Church has been keenly aware of three constant enemies: the Flesh, the World, and the Devil. These have always been at her, to lead her away from the path of Jesus Christ.

The first is the Enemy-Within: things coming from inside us, our own scattered, and scattering, desires.  The second and the third are the Enemy-Without: things coming from outside us that play on our own warring desires and weaknesses.

Might we look for a time at one of these, at this world spoken of so often in our Spiritual Tradition?

When St. John writes of the World in his Gospel, he does not mean all the women and men of the earth: the Lord takes delight in them, he sent his Son to save them, and to make them into the new People of God.  He means, rather, all those women and men who oppose Jesus Christ, and who are thus unwitting slaves of flesh, and world, and devil.

Those who do not believe, those who are indifferent, those who are hardened sinners, those who are worldly to the core: John and all our Spiritual Tradition after him have these in mind.  If the world hates you, know that it has hated me before you (John 15: 18).

This world worms its way into the hearts of all our families.  All of us are touched by it.  All of us are blinded by it.  All of us are broken by it.

Our 2000 years of struggling to remain faithful in such a world has left us alert, and wary, and on the watch for the ways this world works upon us.  Its preferred way of winning us over is to seduce us, our ancestors thought, to distract us with the velvet glove.  When that doesn’t work, it will take the soft glove off the hard fist, to intimidate us, to terrorize us even.

Look around, and you will see both these tactics at work even in friendly Kansas, as they are in the country as a whole.  We shall take them apart one by one in the weeks ahead.

La Carne, el Mundo, y el Diablo

Desde sus primeros tiempos, nuestra Iglesia ha tenido claro que hay tres enemigos constantes: la Carne, el Mundo, y el Diablo. Estos siempre han estado en contra ella, para desviarla del camino de Jesucristo.

El primero es el Enemigo-Del Interior: cosas que vienen del interior de nosotros, nuestros propios esparcidos, y esparciéndose, deseos.  El segundo y el tercero es el Enemigo- Sin El: cosas que vienen de fuera que juegan con nuestros enfrentados deseos y debilidades.

¿Podemos ver por un momento a uno de estos, a este mundo del cual tanto se habla en nuestra Tradición Espiritual?

Cuando San Juan escribe sobre el Mundo en su Evangelio, él no se refiere a todas las mujeres y a todos los hombres de esta tierra: el Señor se complace en ellos, el mando a su Hijo para salvarlos, y para convertirlos en el nuevo Pueblo de Dios.  Más bien se refiere a todas esas mujeres y a todos esos hombres que se oponen a Jesucristo, y que en consecuencia son esclavos sin querer de la carne, del mundo, y del diablo.

Aquellos que no creen, aquellos que son indiferentes, aquellos que son pecadores empedernidos, y  aquellos que son del mundo hasta el alma: a todos estos son a los que tienen en mente Juan y toda nuestra Tradición Espiritual después de él.  Si el mundo los odia, sepan que antes me odio a mí. (Juan 15:18).

Este mundo entra como un gusano en los corazones de nuestras familias.  Todos estamos afectados por el.  Todos estamos cegados por él.  Todos estamos quebrantados por él.

Nuestros 2000 años de luchar por seguir fieles en tal mundo nos ha dejado alertas, y cautelosos, y en vigilia de las maneras en que este mundo trabaja sobre nosotros.  Su manera preferida de ganarnos es seduciéndonos, pensaban nuestros antepasados, el distraernos con el guante de terciopelo.  Cuando eso no funciona, se quita el guante suave de su puño duro, para intimidarnos, hasta para aterrorizarnos.

Vean a su alrededor, y van a ver a estas dos tácticas trabajando hasta en el agradable Kansas, porque están en el país como una sola.  Vamos a separarlas una por una en las siguientes semanas.

 

 

 

 

Bishop Emeritus Ronald M. Gilmore
Bishop Emeritus
Ronald M. Gilmore

Ordained & Installed
Bishop of Dodge City
July 16, 1998

 

Diocese of Dodge City


910 Central PO Box 137 Dodge City, KS 67801 | 620-227-1500

Site by Solutio