Scroll to bottom to navigate to different departments

Guys: How does Jesus

speak to your hearts?

Guys: How does God let you know who he wants you to be, a priest or a husband and dad?  I wrote two issues ago that Jesus “doesn’t text you,” but speaks with you in your heart.  Just what does that mean?  How does He do that?  How do I do that?  Prayer sometimes seems like quite a mystery.
Prayer is a personal response to God’s presence.  We focus on who God is and what God does.  Our loving Lord does want to speak and communicate with you, with me, with all of us.  And God takes the first step; God first makes His presence known to us.  One definition of prayer is: our awareness and acknowledgement of God’s presence.  Prayer is what God does to us, rather than anything we do.  “We love because He first loved us” (1 John 4:19).
Father Armand Nigro writes on three steps to prayer:
First, be aware of God’s presence, acknowledge God’s presence: We focus on God and what God does (not to focus on things about God).  Thus it is very personal, like we are communicating with our best friend. Don’t you like to speak with and listen to your best friend often, personally?  Here we sense that God is present to me, God loves breath into me, God loves me into being, God loves all into me.  A vocal or silent prayer expressing this: “Yes, God my Father, You do love all this into me.  Yes, Jesus my Brother, You do.  Yes, God my Spirit, You do.”
Second, thank God, be grateful: In order to be grateful, we must be aware of receiving from someone.  Thus, when we are aware of God’s presence, aware that He has given Himself to us, we thank Him: “God, I am thankful, I am grateful, I appreciate all you are, all you have done for me, all you do for me.”  We put on an attitude of gratitude. We pour out our grateful heart to our Gentle Jesus.
Third, lovingly respond to God: We are touched when we hear the sincere words “I love you” from a family member or close friend.  When we open our hearts to God, we hear him often say to us: “I love you, I love you more than you can ask or imagine.”  How do we respond?  We return those words in a heartfelt way: “God, I love you too.”  We trust in God’s presence; He is with us always!
Guys:  I will be writing more about prayer.  Try it.  Be aware, be grateful, lovingly respond to God’s love.  He will give you your vocational call to be a priest or a husband and dad.   The Risen Jesus does speak to your heart.  Open up to His presence.

Chicos: ¿Cómo habla

Jesús a nuestros corazones?

Chicos: ¿Cómo Dios les hace saber a ustedes quién el quiere que ustedes sean, un sacerdote o un esposo y papá?  Hace un rato, escribí varias ediciones sobre “Jesús no le envía textos,” pero habla con ustedes en sus corazones. ¿Qué es lo que eso significa? ¿Cómo él hace eso? ¿Cómo yo hago eso? Las oraciones a veces son como un verdadero misterio.
La oración es una respuesta personal a la presencia de Dios. Nos enfocamos en quién es Dios y lo que Dios hace. Nuestro Dios amado quiere hablar y comunicarse con nosotros, conmigo, y con todos nosotros. Y Dios toma el primer paso; Dios primero toma el primer paso, Dios primero hace Su presencia conocida entre nosotros. Una definición de oración: nuestra conciencia y conocimiento de la presencia de Dios.  Oración es lo que Dios nos hace…en vez de todo lo que nosotros hacemos. “Amamos porque Él nos amó primero” (1 Juan 4:19).
El Padre Armand Nigro escribe sobre los tres pasos hacia la oración:
Primero, están concientes de la presencia de Dios, reconozcan la presencia de Dios: Nos enfocamos en Dios y lo que Dios hace  (no nos enfocamos en la cosas sobre Dios) Por lo tanto, es muy personal, como si estamos comunicándonos con nuestro mejor amigo. ¿No les gustaría personalmente hablar y escuchar a menudo a su mejor amigo?  Aquí sentimos que Dios está presente en mí, Dios respire en mí, Dios me ama en mi ser. Dios ama todo dentro de mi. Una oración hablada o en silencio expresando esto: “Sí, Jesús mi Hermano, Tu sí”  “Sí, Dios mi Espíritu, Tú Sí.”
Segundo. Agradezca a Dios, sea agradecido:  Par ser agradecidos, debemos estar concientes de recibir de alguien. Por lo tanto, estamos concientes de la presencia de Dios, concientes que Él se ha dado el mismo  a nosotros, le damos gracias. “Dios, Estoy agradecido, agradezco todo lo que eres, todo lo que has hecho por mí, todo lo que haces por mí.” Pones una  actitud de gratitude..  derramamos nuestro corazón agradecido a nuestro Gentil Jesús.  
Tercero, respondamos cariñosamente a Dios:  Nos conmovemos cuando escuchamos las sinceras palabras “Te quiero” de una miembro de la familia o amigo cercano. “Cuando abrimos nuestros corazones a Dios, lo escuchamos a menudo decirnos” “Te quiero, y tequiero más de lo que puedas pedir o imaginar.” ¿Cómo respodemos? Regresamos esas palabras de una manera con corazones llenos; “Dios yo te quiero también.” Confiamos en la presencia de Dios. ¡Dios está siempre con nosotros!    
Chicos:  Estaré escribiendo más sobre oraciones. Usenlas. Estéb atentos, estén agradecidos, cariñosamente respondan al amor de Dios. Él les dará su llamado a las vocaciones para ser un sacerdote, esposo o papáa. El Jesús Resucitado le habla a sus corazón. Ábranlo a Su presencia.

Diocese of Dodge City


910 Central PO Box 137 Dodge City, KS 67801 | 620-227-1500

Site by Solutio