Scroll to bottom to navigate to different departments

Bishop, are you kidding me? Obedience?

What’s this about a priest promising to obey his bishop?  I’m a grown man, I don’t obey anyone! Well, I guess I follow the directions of a police officer if he asks me to do something, and I do comply with the IRS and pay my taxes.  But just what is this “obedience” stuff?

Father Don Bedore, at his ordination to the priesthood in May, answered “Yes” to my question, “Do you promise obedience to me and my successors?” What would motivate Father Don to make this radical promise?
The verb “to obey” is from the Latin root audire meaning “to listen”. My seminary professor described it: to obey is to raptly, carefully listen.  A youth carefully listens to his parents, for example, to hear, “I love you and I want you to be safe” when a curfew is set. A husband and dad raptly listens to his wife and hears “I love you, and I want you near to me and the children” when she says, “Honey, you are spending too much time at the office.”
A priest carefully, raptly listens to his bishop.  For example, when a priest receives a new assignment, he hears, “After discussion with you, consultation with others, and prayerful guidance by the Holy Spirit, I am appointing you to another ministry, for the good of the diocesan Church.” This takes a leap of faith in God, a trust in His plan of a hierarchical Church, and a love for Jesus Christ, the High Priest who is the priest’s model.  
Jesus obeyed the Heavenly Father unreservedly, without counting the cost. We priests are called to do the same. Jesus “became the source of eternal salvation for all who obey him” (Hebrews 5:9). Father Don embraced this amazing call from God at his ordination.
Guys, let us carefully listen to -- let us obey -- our Gentle Jesus. Listen to his call to be a priest or a husband and dad, and follow.  Jesus will tell you in your prayer. He loves you more than you can ask or imagine.


¿Obispo, está bromeando, obediencia?

¿Qué es esto de un sacerdote prometiendo obedecer a su obispo?  ¡Soy un hombre ya, yo no obedezco a nadie!  Bueno, tal vez si sigo las instrucciones de un oficial de policía, y también cumplo con el IRS pagando mis impuestos. ¿Pero qué es esto de obediencia?

El Padre Don Bedore, en su ordenaciónsacerdotal en Mayo, respondió “Si” a mi pregunta “¿Prometes obediencia a mí y a mis sucesores?” ¿Que pudo motivar al Padre Don a hacer esta promesa tan radical?
El verbo “obedecer” viene de la raízLatín “audire” que significa “escuchar.”  Mi profesor en el seminario lo describió así: obedecer es escuchar con mucha atención y cuidado.  Por ejemplo, un joven escucha a sus padres con cuidado cuando el horario de regreso a casa es impuesto, para oír “Te amo y quiero que estés seguro.”Un esposo y padre escucha con atención a su esposa y oye “Te amo, y te quiero cerca de mí y los niños” cuando su esposa le dice “Cariño, estas pasando mucho tiempo en la oficina.”
Un sacerdote, con cuidado, y con mucha atención escucha a su obispo.  Por ejemplo, cuando un sacerdote recibe una asignación nueva, el oye “después de discutirlo contigo, de consultar con otros, y de recibir guía en oración del Espíritu Santo, te estoy designando otro ministerio para el bien de nuestra Iglesia diocesana.”  Esto toma hacer un gran esfuerzo de fe en Dios, una confianza en el plan de Dios de una Iglesia con jerarquía, y un amor por Jesucristo, el Alto Sacerdote que es el modelo de cada sacerdote.  Jesús obedeció al Padre Celestial sin reservas, sin medir el costo.  Nosotros los sacerdotes somos llamados a hacer lo mismo.  Jesús “llegó a ser fuente de salvación eterna para todos los que le obedecen” (Hebreos 5:9).  El Padre Don abrazo este llamado asombroso de Dios en su ordenación.   
Chicos, escuchemos cuidadosamente, obedezcamos a nuestro Tierno Jesús.  Escuchea su llamado de ser un sacerdote o un esposo y padre, y sígale.  Jesús le va a decir en su oración. Él le ama más de lo que usted pueda pedir o imaginarse.    

Diocese of Dodge City


910 Central PO Box 137 Dodge City, KS 67801 | 620-227-1500

Site by Solutio